¿Necesito jugar arena?

Claro. Simplemente no olvides leer la información sobre la arena y lo que la hace buena para ti.

Puedes jugar arena en los siguientes lugares: Jugar a la arena es un buen producto para los niños debido a su alta densidad natural, y tiene una superficie alta. Jugar arena es fácil de lavar. Se recomienda lavar con detergente y agua, o un limpiador suave y no clorado. La superficie de la arena suele ser lisa, y es muy fácil de limpiar. La arena se puede limpiar en una ducha con agua jabonosa. En el verano, cuando el sol calienta el agua, se puede lavar en un fregadero de agua fría. En invierno, la temperatura del agua estará por debajo de la congelación, por lo que puede ser más difícil de limpiar.

Aquí hay una foto de arena de juego hecha por mí. Esta imagen muestra cómo se crea la arena empapando la arena durante unas horas. Es necesario poner un pedazo de tela bajo el agua y hacer un círculo y hacer agujeros. A continuación, es necesario cortar agujeros en la arena y hacer un pequeño túnel que permitirá que el agua fluya a través de la arena. La arena debe estar seca cuando sale del horno, por lo que no debe haber agua en ella. La arena necesita ser secada entre usos para que no sea pegajosa y difícil de cortar a través al cortar piezas. Aquí hay un video sobre cómo secar la arena de juego. Si la arena está mojada con líquido, es posible que tenga que hacer esto después de poner el paño y hacer el agujero. Puede hacer que los agujeros sean más pequeños que los agujeros que va a cortar para que sea más fácil. Yo uso mi procesador de alimentos para cortar la arena. Puedes comprar arena pre-desmenuzada aquí. Puse la arena en una bolsa grande con cierre de cremallera para ayudar a que se seque. Manteno la arena en las bolsas de plástico y pongo una hoja de papel pergamino en el interior de la misma. A continuación, puse un poco de arena en el papel de pergamino y la parte inferior de la bolsa. También puse un poco de azúcar en la parte superior de la bolsa y puse mi pulgar dentro de la bolsa de plástico. Ahora pongo mucha agua en mi cacerola, pero no puedes hacer demasiado, porque hará que la arena se seque demasiado rápido. ¿Qué puede romper en la arena de juego? Luego pongo la cacerola a fuego alto. Pongo un poco de aceite hasta que se caliente, pero no dejes que se queme. Esto lo distingue de otros productos como arena de juego. Lo dejo cocinar por un minuto y luego apá las del quemador y apá las que apagó el fuego. Luego saco la bolsa de papel de la bolsa de plástico. Puse un poco de mi agua caliente y la pongo en un tazón con un poco de sal. Agredo esta mezcla a la cacerola y la dejo cocinar a fuego medio hasta que empiece a chisporrotar un poco. Luego agredo un chorrito de agua y la dejo hervir a fuego lento durante 5 minutos adicionales. La salsa se vuelve muy espesa, por lo que necesita ser añadida lentamente. En este punto está listo para comer. Luego puse la bolsa en el congelador y la saco un par de horas después. Después de un día en el congelador, se vuelve súper grueso y se puede añadir fácilmente al plato con el que quieres comerlo.